viernes, 24 de junio de 2011

Al Fuck la gente de mierda


Hoy al salir de mi trabajo, me encontré sin saldo por lo que decidí hacer la famosa mini carga, entonces caminé y caminé por las calles céntricas de mi querida Asunción, hasta que encontré un local pequeño con el cartelito "Tigo Mini cargas". Procedí a entrar y realizar la compra de saldo. Apenas puse un pie en el lugar y me encontré con una chica, le dije amablemente "hola" luego pregunté si tenían para realizarme la transferencia y la mujer apenas me dijo "entrá", entonces yo entré, y no ví a nadie, pero del fondo del local sale una señora y me pregunta qué necesitaba, le dije que sólo quería mini carga, entonces me hace un gesto con la cara diciéndome "ahí está" y me señaló por la caja, luego miré y no vi a nadie, entonces me puse de puntillas, y recién ahí pude ver a un muchacho que estaba concentradísimo en la computadora, le dije "hoooolaaaa", y ni me escuchó, volví a repetir lo mismo, y la señora me dijo, "la chica que está afuera es la que hace la mini carga", y le dije que ella me mandó adentro y me dijo que aquí me van a hacer, entonces la señora encogió los hombros, y me hizo una mueca de "no sé, ni me importa"....

Salí como shokeada del lugar, sin preguntar más nada... la forma tan desagradable y la falta de amabilidad me chocó tanto que salí sin pensar y me dije a mí misma, "ellos son los que pierden"... yo solamente quería tener saldo para hacer una llamada.

Me pregunto ... ¡Cuesta tanto ser amable, ser formidable, o agradable con los demás y más aún cuando vamos a colaborar con su negocio y para su bienestar!!!! (?)

¡¡¡Qué gente más desagradable y miserables!!!!! ¡No sé qué se cree esta gente de mierda! Qué pena que no se pueda regalar sonrisas a todos para vivir mejor, y qué lastima que esta clase de personas abunden en nuestro planeta y por unos minutitos puedan arruinarte el resto del día...

Fuck you !!!!

domingo, 19 de junio de 2011

Mi papá =)


Hoy que es el día del padre y no me queda más que decir lo agradecida que estoy con la vida y con Dios, a pesar de sus vicios (aunque realmente creo que todos tenemos alguno), es el mejor papá que pude haber tenido. Gracias a él que me traía esos cuentitos de ANTEOJITO, o a las revistas infantiles que me compraba para leerlas, gracias a que nos llenó de libros nuestra biblioteca, gracias a todo eso nació en mí el gusto por la lectura, nació en mí el deseo de estudiar periodismo, aunque no para ser una super reportera sino para buscar la verdad de las cosas.
Gracias a su afán de darnos lo mejor que pueda para estudiar en el mejor colegio posible, gracias a la lucha diaria por darnos más que el pan de cada día, es lo que hace que hoy y todos los días, le digamos lo mucho que le queremos, mis hermanos y yo. Todos sus hijos podemos decir que la sinceridad, la unidad, la demostración de amor y afecto con los demás no tiene porqué esconderse, sino al contrario, como varias veces lo dijo, tenemos que demostrar lo mucho que amamos a nuestra familia y estar siempre unidos, y aunque el alcohol fue muchas veces su prioridad antes que pasar buenos momentos con nosotros, y tantas veces nos enfrentáramos por ese maldito líquido ha sabido hacer para salir adelante, y ayer que fue su tercera cita con el médico nos dijo que hoy se siente mejor sin tomar, y talvez por dentro se habrá dado cuenta de todo el tiempo y buenos momentos perdidos que pudo haber pasado con nosotros, su familia, pero que lo dejó por un vicio, creo que ahora por fin Dios nos está dando la oportunidad de revivir momentos que nunca pudimos hacerlo, y confieso que toda mi vida me pasé pidiendo a Dios esto pero dejé de hacerlo, nosé porqué.
Aunque los casi 40 años de vicio no se borran de la noche a la mañana, estamos todos seguros que esta vez mi papá va enfrentarse duramente con esto que le había alejado de nosotros y que está dispuesto a rehacerlo todo, pasando sobriamente con nosotros los domingos, viendo la tele con nosotros, saliendo de compras con mi mamá, que ya lo está haciendo, hablar de muchas cosas y talvez darnos consejos como a veces lo hacía, talvez hasta nos conozca más, también a nuestros amigos y sobre nuestros quehaceres, porque una cosa es vivir con tu papá y otra muy diferente es pasar el tiempo con él.
Por este día tan especial le hemos vuelto a poner el pasacalle que le habíamos puesto años antes, pero como siempre lo estropeó la bebida, no lo pudo disfrutar como quisimos, aquélla ocasión lo pusimos con mis camaradas de mi cuartel de bomberos la noche antes, para que al despertar él se encuentre con esa sorpresa pero no fue así, se despertó recién a las 11 am, y no estaba del todo sobrio, pero esta vez volvimos a ponerlo sobre la muralla y lo simpático fue que despertó y vió que se había caído y entonces lo colocó con seguridad él mismo, jajaja!!! Él mismo colocó su sorpresa. Bueno él es mi papá y sé que si me dieran la oportunidad de elegir quien sea mi padre volvería a elegirlo a él, porque es el mejor luchador que conozco, es el hombre más sensible que conozco pero fuerte a la vez, el más honesto, el más puntual, responsable y trabajador, en fin el mejor papá que pude tener y tengo. Te amo papá.

viernes, 17 de junio de 2011

Déjate caer

DÉJATE CAER EN LA LIBERTAD... LA VIDA ES HOY Y NO MAÑANA, AMAR ES BUENO Y SERÁ MEJOR HOY, Y NO MAÑANA...
DÉJATE CAER QUE ALGO MEJOR PODRÁ PASAR... DÉJATE CAER AL ABISMO PARA PODER ENCONTRARTE A TÍ MISMO...
DÉJATE CAER EN LAS MANOS DE LA VIDA Y DEL AMOR...
DÉJATE CAER EN LA TIERRA DE LA FELICIDAD Y DE LA PAZ...
DÉJATE LLEVAR POR LA VERDAD...

lunes, 13 de junio de 2011

La religión no es sólo un sentimiento

La afirmación de que el sentido religioso no es un sentimiento y por lo mismo, una realidad subjetiva, no es gratuita. El hecho religioso, como tal, y esto lo observó Max Weber a los inicios de la modernidad como motivación para el nacimiento del capitalismo, es vital para mover las energías de una sociedad. Mas allá de la afirmación weberiana, esa realidad es objetiva; afecta e influye una comunidad, le motiva, y es así como la misma se mueve y busca su bienestar. El progreso como tal, en última instancia, no deviene un fin en sí mismo, sino un medio para hacer más feliz la vida de los ciudadanos, felicidad que está dada por los parámetros de ese hecho de significado: la persona humana lucha y se desvela pues hay una motivación trascendente.

La religión, en este sentido, no es un "enajenarse" de uno mismo -una alienación, en sentido marxista- sino lo contrario; es liberación, suponer que no es un estorbo sino generador de felicidad personal, y sobre todo, social. Este rechazo de lo religioso, haciéndolo un sentimiento sin trascendencia o negándolo simplemente, me temo, es otro de los dogmas, mera credulidad sin seriedad, de la cultura actual. Y esta falsa creencia, no posee pocos argumentos. Es la fe en la humanidad, la fe en que algún ideal histórico -como el de Marx o cualquier otro fin temporal- se va realizar independiente de, y sobre todo, sin la fe. La justificación es, en cierto sentido, simple, brutal, categórica. La de que no se necesita de justificación para el sentido de la propia vida, o de significación.

Esa es la esencia de la credulidad ideológica: una existencia humana auténtica, lo que uno hace y por lo que lucha, se da razón a sí misma. El afán de cada día basta en sí mismo, vale la pena aun cuando, al final del camino y de la vida, esté la nada. No hay, de cualquier manera -se afirma- signos de absoluto que puedan motivar, solo aquellos que llegan al éxito, o al poder como fin. Lo religioso solo se entiende como sentimiento noble pero irreal, no científico, incapaz de motivar nada. ¿Pero es esto suficiente? ¿Acaso un ideal puede mantener incólumes a los seres humanos sin alguna motivación más allá de uno mismo? ¿No colapsarán, sin una mira trascendente, en un mero maquiavelismo del poder, esos proyectos?

Esta es, precisamente, la razón del hastío de la vida o el triste espectáculo de aquellos que, alguna vez, pregonaron ideales, y que, una vez llegados al poder, no paran hasta perpetuarse con el mismo como si fueran imprescindibles o creen descubrir que el sentido de la vida se reduce a la política o el poder. La esperanza del hecho religioso, no mero sentimiento, es lo que da sentido y motiva el actuar humano, lo que muestran que los deseos tienen una realidad más allá de ellos que los mantienen en tensión hacia el Infinito. La peor enfermedad de la sociedad actual es, por eso, la falta de esos deseos, y los mismos, justamente están ausentes, pues se asume que ellos no serán satisfechos. ¿Para qué esforzarse entonces, si se sabe de antemano que todo será, finalmente, inútil? El absurdo no motiva, solo excita cierto romanticismo estéril. Esa es, precisamente, una de las enseñanzas sobre el signo de los tiempos que nos trajera el Concilio Vaticano II: la fidelidad al absoluto de Dios nos acerca a la grandeza y fidelidad al ser humano. La lucha por la justicia solo es justa cuando tiene en cuenta el sentido íntimo de religiosidad del ser humano. El resto es vano; es mera credulidad de que el progreso seguirá necesariamente al incrementar los ídolos y dioses de la tierra, el dinero, el poder como fines en sí mismos.

Escrito por: MarioRamos Reyes .

Diario: Ultima hora.

Comparto esto porque estoy de acuerdo y me gustó mucho este artículo, creo que la religión más allá de ser un sentimiento es también una creencia que, todo ser humano alguna vez creyó, soy cristiana; y católica por convicción, y creo que respetar las creencias de los demás está dentro de todo cristiano, no pretendo convencer a los agnóstico y ateos de que Dios existe, sino sólo difundir su mensaje de amor, porque exista o no Dios, el mensaje que ha traído a través de su hijo, ( que es lo que creemos los cristianos), es totalmente de amor, y no es totalitario como otros piensan, eso se puede ver desde el inicio de la historia de la humanidad, desde la simbólica historia de Adán y Eva, que siempre estuvieron en el libre albedrío, también cuando Judas le entregó a Dios, donde se ve que ya estaba todo escrito pero que finalmente estaba en manos del mismo Judas traicionar o no a Jesús, allí Judas representa al humano libre que es capaz de decidir, también en la vida misma de Jesús donde fue tentado varias veces por el diablo, y estaba en él la decisión de seguir o no con lo que tenía planeado Dios, en síntesis, siempre estamos en el libre albedrío de hacer o no algo, de ceer o no en algo, y es por eso que Dios nunca fue autoritario o dictador, cuando habla de seguir sólo a él o seguir sus mandamientos, es sólo para tener un orden, ya que estamos "libres" en nuestras decisiones, y talvez nos parezca patético seguir esas reglas, pero olvidamos que son reglas que voluntariamente las aceptamos, como todo en la vida, al aceptar algo rechazamos otras cosas, y la vida es así... decidir, aceptar y rechazar cosas... Tampoco digo que al rechazar algo automáticamente aceptamos lo opuesto, sino que podemos rechazar varias cosas y aceptar varias otras. Por otro lado la religión, seamos creyentes o no, siempre afecta nuestra visión del mundo y la vida... por eso no es sólo un sentimiento... es parte de la vida del ser humano, que a muchos les da una dirección como a otros no...